Loading...

¿Por qué el mentoring? Beneficios de tener un mentor

  • crecer con un mentor por qué mentoring

Si alguna vez has tenido un mentor, seguramente conocerás el valor de tener a una persona que te haga las preguntas adecuadas que te lleven a pensar, alguien que te escuche sin juzgarte. Alguien, que si se lo pides, te ofrecerá su opinión o ideas, pero estando seguro de que tu tomarás tus propias decisiones sobre lo que quieres hacer.

El mentoring es para ti si realmente deseas aprender y crecer. Cualquiera que sea tu decisión de ser mentor o mentorizado, esto te ayudará si estás buscando trabajar en tu trayectoria profesional. Un empleador puede o no proveerte de los recursos y el apoyo necesario, en todo caso, lo que haces o no con tu carrera y tu vida sólo depende de ti.

Beneficios de tener un mentor:

El mentoring ofrece beneficios tanto para ti como para la organización en la que trabajas principalmente de cuatro maneras:

Provee desarrollo personal y profesional.

Incrementa el bienestar individual y dentro de la empresa.

Se aprovecha el conocimiento tácito.

Se ganan nuevas perspectivas.

Ahora veamos cómo:

Desarrollo:

Los objetivos principales en un proceso de mentoring son el desarrollo personal, profesional y de la carrera del mentorizado. Los mentores reportan que al mejorar la comunicación, se convierten en mejores líderes, desarrollando sus propias habilidades como resultado de mentorizar a otros. Algunos programas de desarrollo de gestión requieren que los participantes mentoricen a otros como parte del proceso de crecimiento profesional.

Ambos, mentor y mentorizado, incrementan sus destrezas como resultado de las conversaciones que tienen entre ellos. Es así cómo nuestro crecimiento personal y profesional construye nuestra capacidad organizativa.

Conocimiento tácito:

Aprovechamiento del conocimiento tácito. Significa que este tipo de relación permite sacar a flote el conocimiento y sabiduría subyacente a la experiencia que tu y tu pareja de mentoring tienen. Para la organización esto representa un recurso vital.

Muchas organizaciones utilizan el mentoring como herramienta de gestión del conocimiento, reconociendo que la sabiduría implícita por la experticia de sus trabajadores más experimentados resulta ser muy valiosa como para no ser compartida y traspasado a las siguientes generaciones. Para los mentores, el mentoring es la mejor manera de compartir tus conocimientos con alguien más y profundizar tu entendimiento y apreciación de tus propias pericias. Los mentorizados por su lado, aprende el por qué y el cómo ciertas acciones producen resultados. Las preguntas te ayudan a re-examinar y quizás cambiar lo que sabes.

Bienestar:

Se presta mayor atención al bienestar en el trabajo y se hacen mucho más consientes de la importancia de las relaciones y la comunicación en la reducción del estrés. La Neurociencia ha demostrado que el simple acto de dar (o incluso observar a alguien dar o ayudar a otro) estimula áreas del cerebro que liberan la dopamina, que es la que nos hace sentir bienestar.

El mentoring hace mucho más que hacer que las personas se sientan bien. Provee espacios para pensar y reflexionar. Fomenta el pensamiento crítico y creativo, el establecimiento de metas y planes de acción. Aprendes a estar presente, a escuchar conscientemente, hacer buenas preguntas, todos atributos que pueden mejorar tu calidad de vida. Conectando y construyendo relaciones, así como el proceso de pensamiento utilizado en el proceso de mentoring, contribuyen en definitiva al bienestar. Y por tanto, se puede sumar a la productividad organizacional.

Perspectiva:

Desarrollar una relación con alguien que de otra manera no lo harías, alguien mayor o incluso más joven, alguien que pertenezca a otra división de la empresa o trabaje de una manera diferente a la tuya, expandirá tus perspectivas. Estudios científicos están demostrando ahora que esas diferencias, disentimientos y discordancias de ideas nos hacen más inteligentes. Escuchando a alguien ganarás nuevas perspectivas. Observar más de un punto de vista incrementa la inteligencia que podrás ofrecer en cualquier situación.

El mentoring construye la confianza necesaria para reconocer las diferencias y los desacuerdos de forma respetuosa. Reduce la resistencia y baja las defensas, permitiéndote explorar ideas disímiles a las tuyas. Esto puede producir mayor armonía, creatividad y productividad.

¿Qué estás esperando?

2017-03-25T15:54:04+00:00 19 febrero 2017|0 Comments